¿Piscina comunitaria de agua salada o cloro?

Una de las preguntas que surgen cuando se va a poner en marcha una piscina de vecinos es ¿hacemos una piscina comunitaria de agua salada o de cloro? Lo primero que hay que decir es que ambas son buenas opciones. Fórmulas que van a permitir disfrutar de un agua en óptimas condiciones para darse un baño seguro. 

Características de una piscina comunitaria de agua salada

Una piscina comunitaria de agua salada se caracteriza por emplear cloradores salinos. Es decir, aprovechar las propiedades de la sal para generar cloro. Para ello se utilizan cloradores salinos que son unos dispositivos que se integran en el sistema de filtrado y aprovechan el agua salada para generar cloruro gaseoso mediante electrólisis. El cloruro gaseoso se disuelve inmediatamente en el agua y la desinfecta. 

En este proceso cuando se descompone el cloruro gaseoso, que más concretamente es hipoclorito, se vuelve a convertir en sal lo que quiere decir que es un ciclo ecológico y respetuoso con el medio ambiente. 

En cuanto al miedo a que el agua esté demasiado salada hay que recordar que las piscinas tienen un nivel de sal menor que el agua del mar. En concreto, suele ser una décima parte de la sal del mar.  

Ventajas del sistema de cloración salino 

Son varios los beneficios de una piscina de agua salada que están haciendo que sea el sistema más popular actualmente. Entre ellos destacan:

  • Ahorro en el mantenimiento y en la compra de productos químicos. 
  • Menos horas de mantenimiento manual.
  • Reducción de riesgos al no manipular productos químicos. 
  • Agua menos perjudicial para la salud. En concreto para los ojos (menos irritación y enrojecimiento) y la piel y el pelo. 

Piscina de cloro

La otra posibilidad es tener una piscina de cloro. Uno de los sistemas que hasta hace unos años era el más común. Con este sistema el cloro elimina microorganismos y bacterias que pueden estar en el agua incluso después de haber sido filtrada. 

El cloro se aplica en tabletas, granulado o líquido. Entre sus ventajas destaca una menor inversión inicial y poco mantenimiento general