Nueva normativa que regula la formación para socorrista

La Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid ha publicado la orden que da a conocer la nueva norma que regula la formación mínima exigida para ser socorrista en piscinas, instalaciones acuáticas y medio natural de la Comunidad de Madrid. 

Dicha normativa, que sustituye a la existente que está en vigor desde 2006, establece la nuevas titulaciones oficiales, las de formación profesional y los certificados de profesionalidad que habilitan para ejercer la profesión de socorrista. 

Novedades para la formación de socorrista

En esta nueva orden, que ha sido impulsada por la Dirección General de Investigación, Docencia y Documentación, se continúa garantizando que todos los socorristas que desempeñan sus funciones en la Comunidad de Madrid tienen las competencias y capacidades necesarias para ejercer su labor profesional. 

Además de esto, la normativa incluye varias novedades. Una de ellas es la reducción de los trámites administrativos para facilitar y agilizar todos los procesos. De esta manera tanto los ciudadanos, los usuarios de las piscinas, los responsables de contratación de personal socorrista como los propios socorristas verán reducidos los trámites que deben hacer. 

Con la nueva normativa se suprimen las cargas administrativas innecesarias y ejemplo de ello es que se elimina el registro de socorristas. Registro en el que era imprescindible inscribirse  para poder ejercer esta profesión. 

Otra de las novedades es el seguimiento por parte de la Dirección General de Investigación, Docencia y Documentación de las actividades que se desarrollan en los centros de formación de socorristas. El objetivo es garantizar una adecuada y correcta formación de los futuros socorristas. 

Acceso laboral directo

Con la nueva normativa los centros de formación pueden desarrollar un proyecto docente que puede tener una duración de dos años, a diferencia de los cursos actuales que eran de un año. 

Estos planes formativos deberán ser aprobados por la Dirección General de Investigación, Docencia y Documentación en un plazo máximo de 4 meses tras su solicitud. La presentación de los nuevos proyectos docentes se puede realizar de manera telemática reduciendo los desplazamientos y agilizando los plazos. 

Otra de las mayores ventajas de la nueva norma es que el certificado de haber realizado el curso habilita para ejercer la profesión de socorrista e incorporarse a la actividad laboral de manera inmediata. Es decir, el certificado es habilitante y, como hemos señalado antes, no hay que inscribirse en un registro. 

Todas estas mejoras están orientadas a facilitar la disponibilidad de profesionales con titulación oficial que puedan satisfacer la creciente demanda de socorristas en temporada alta (piscinas de verano).