Especialistas en gestión y mantenimiento de piscinas deportivas, 5 motivos por los que los necesitas

La gestión y mantenimiento de piscinas deportivas es clave para su buen funcionamiento y éxito. Los usuarios de estos centros buscan unas instalaciones limpias, saludables, en perfecto estado y con una opción de servicios y actividades que satisfagan sus necesidades. Y para cumplir con todo esto la solución más eficaz es disponer de personal especializado.  

El agua en la gestión y mantenimiento de piscinas deportivas

Como es lógico el agua es uno de los elementos esenciales de unas instalaciones deportivas acuáticas. El agua debe ser cristalina y debe tener siempre unos valores correctos que garanticen su salubridad. Para que esto sea así hay que realizar controles periódicos. En el caso de unas instalaciones deportivas estos deben ser más frecuentes dado el volumen de personas que las utilizan. 

Por eso, es necesario disponer de manera permanente de un equipo de profesionales que controle el nivel de cloro, de pH, de bromo o de oxígeno activo y otros productos químicos. Personal cualificado y con experiencia que se ocupe también de la revisión de los equipos de dosificación y de depuración.  

Limpieza y conservación de las instalaciones

Otros dos motivos por los que es necesario contar con personal especializado en la gestión y mantenimiento de piscinas deportivas son la limpieza y la conservación de las instalaciones. 

Un centro deportivo acuático es mucho más que una simple piscina. Hay que garantizar en todo momento la limpieza de las duchas, de los vestuarios, de los aseos, de las zonas comunes y acceso. Hay que tener en cuenta que a lo largo del día pasan por ellas muchas personas y esto requiere que el cuidado sea constante. 

El tercero de los motivos para disponer de personal especializado es la conservación y  mantenimiento de las instalaciones. Además de la limpieza, en un centro con piscinas deportivas abierto al público hay que vigilar el buen estado de las escaleras, bordes, vallas, plataformas de salida, corcheras, trampolines y demás elementos que conforman unas instalaciones acuáticas. 

El uso diario hace que aparezcan desperfectos que es necesario arreglar con la mayor prontitud posible para evitar daños mayores y evitar también cualquier situación de riesgo.  

Gestión y mantenimiento de piscinas deportivas, monitores especializados

Los últimos motivos que hacen indispensable contar con personal especializado son la realización de actividades deportivas y  la seguridad en la zona de baño

Esta última es sin duda vital. Un centro de piscinas deportivas necesita contar con socorristas titulados que sepan actuar ante cualquier situación de emergencia y que sepan manejar los equipos DESA desfibriladores externos semiautomáticos para actuar de manera inmediata. 

Por otro lado, un centro deportivo acuático necesita contar con monitores que organicen y se encarguen de clases de natación por niveles y edades y de otras actividades tanto de ocio como de tipo deportivo. Es decir, profesionales cualificados y con titulación oficial que se puedan encargar de desarrollar, planificar e impartir las diferentes actividades.