Cómo ayuda un robot para limpiar las piscinas

Para que una piscina esté en perfectas condiciones para el baño la limpieza es esencial. Y en esta tarea la ayuda de un robot para limpiar piscinas es una herramienta de lo más práctica y funcional.

Igual que en casa, la limpieza de una piscina podemos realizarla de manera manual o automatizada. Al hacerlo personalmente es probable que el resultado sea mejor, ya que nos centraremos en profundidad en aquellas zonas que observemos que acumulan más residuos. Pero obviamente esta tarea es pesada, larga y cansada. 

La manera más sencilla de conseguir buenos resultados es confíar en un robot para limpiar piscinas. Hay diferentes opciones de ayuda automatizada. 

Tipos de robot para limpiar piscinas

Una de las maneras de tener un robot para limpiar piscinas o limpiafondos, como comúnmente se les llama, es utilizar un robot conectado a una manguera y a un tubo aspirador. Es una fórmula no muy ortodoxa que hay que manejar con extremo cuidado empezando por la parte más profunda.

un limpiafondos automático. Este tipo de robot dispone de líneas de cepillos y ruedas que le permiten moverse de manera automática por el fondo de la piscina. Funciona conectándose a la red eléctrica por medio de un transformador  que suministra corriente de baja tensión. 

Una de las características de estos robots es que no necesitan conectarse a la depuradora, de manera que son más cómodos de manejar. 

Pero no todo son ventajas en los robots limpiafondos. El mayor problema que presentan es que por su forma y funcionamiento dejan pequeñas zonas o recovecos de la piscina sin limpiar bien a fondo. Para evitar esto la clave es escoger un modelo de limpiafondos adecuado para la forma del vaso de tu piscina. 

Trucos para conseguir más eficiencia

Para disfrutar de unos resultados óptimos hay pequeños trucos que son sencillos y prácticos Uno de ellos es echar manos del tradicional cepillo y rascar previamente las zonas más conflictivas. 

Otra forma de mejorar la limpieza es remover con fuerza el agua de la piscina. Esto hará que se desprenda suciedad y partículas adheridas a la paredes y fondos que se acaban depositando en el fondo y que después son absorbidas por el robot. 

Un último consejo es lanzar varias pelotas de tenis al agua. La suciedad y grasa de las cremas y protectores solares se pega a la pelota. Solo hay que recoger las pelotas y listo.